Viviendas apasionantes IV: Casa Carter-Tucker

La semana pasada, después de muchos años, buscando inspiración para un nuevo proyecto, la encontré. Como uno de esos viejos amores que te cruzas por la calle y te quedas embobado sin poder apartar la mirada. Hace más de veinte años de la construcción de esta casa y no es de las más conocida, pero la descubrí cuando era estudiante y me conquistó: “Casa Carter-Tucker” del arquitecto australiano Sean Godsell.

Viviendas-apasionantes-Casa-Carter-Tucker-1

Recuerdo que lo que más me impactó fue su aparente simplicidad y el uso de la celosía de madera. Y digo aparente simplicidad porque cuando analizas en detalle las soluciones más sencillas esconden complejos procesos. Me explico mejor, el programa funcional de una vivienda no es nada sencillo, un hogar debe responder a necesidades muy diferentes como asearse, descansar, comer, lavar la ropa, estudiar, leer, divertirse, almacenar o servir como estudio fotográfico, como en este caso. Esta lista puede ser muy larga.

Y además de todos estos requisitos funcionales debe emocionar por su belleza, mostrar la identidad de sus habitantes, cuidar del medio ambiente, entre otros aspectos para que te llegue al alma. O por lo menos esto es lo que creemos, en Estudio Perpendicular, que tiene que cumplir una casa para ser un hogar que te llegue al alma.

Y esta casa lo satisface con una simple solución que además es muy bella. Incluso analizándola ahora, con los nuevos conocimientos y experiencias, sigue siendo una vivienda apasionante y emocional.

Como ya te he dicho, es belleza por su pureza y simplicidad geométrica, resuelta en un sencillo cubo de tres plantas y 12 por 6 metros, y el uso de la madera como único material para la fachada le dan una elegancia y proporción agradable y muy humana.

Pero esconde sorpresas inesperadas. La fachada no es impermeable, la celosía de madera deja entrever el interior y esto hace volar la imaginación. En otros posts he expresado mi obsesión por el modo de entrar en los edificios y esta no defrauda. Accedes a ella después de recorrerla por fuera de ver su silenciosa presencia entre la frondosa vegetación y te espera una simple caja metálica. Una vez accedes el hall de entrada en doble altura con la escalera y el techo de vidrio, multiplica el tamaño y sorprende la cantidad de luz respecto a una fachada tan abstracta y hermética.

La distribución interior, siguiendo la misma filosofía que el exterior, es sencilla y con estancias abiertas y flexibles. Acumulando las estancias cerradas, como baños y armarios, así como las circulaciones en los laterales y extremos del volumen. De este modo el resto de estancias disfrutan de las hermosas vistas de la reserva de Breamlea (Australia), gracias a la fachada acristalada que se oculta tras las celosías de madera. De este modo la luz natural ilumina hasta el último milímetro, pero a la vez matizada. Y es que las celosías en un alarde de funcionalidad y belleza se pueden abrir como si fueran para soles y transforman la casa dándole vida.

planos

En definitiva, es una vivienda que cumple con muchos criterios de arquitectura emocional después de los años, quizás sea una de esos lugares que quedan en la memoria y que han dado lugar a este concepto de arquitectura emocional que desarrollamos en Estudio Perpendicular.

¿Quieres un HOGAR que te llegue al ALMA?

Consigue el MANUAL con los «9 Factores que debes tener en cuenta para que tu hogar te llegue al ALMA»

HOGAR ALMA 3

Compártelo

Más Posts

Deja una respuesta