Trabajos

Blog

Servicios

Para tí

Estudio

Contacto

Tus emociones comunes

“Así habían empezado a andar por un París fabuloso, dejándose llevar por los signos de la noche, acatando itinerarios nacidos de una frase de clochard, de una bohardilla iluminada en el fondo de una calle negra, deteniéndose en las placitas confidenciales para besarse en los bancos o mirar las rayuelas, los ritos infantiles del guijarro y el salto sobre un pie para entrar en el Cielo.[…]”. Julio Cortazar, Rayuela. Cátedra Letras Hispánicas, 2016.

La plaza es el lugar de tus emociones comunes. La plaza, la calle, el parque, etc… en estos lugares públicos suceden innumerables actividades y acontecimientos y en todos ellos hay, entre otros, dos elementos comunes las personas y las emociones. Las emociones están, aunque no te des cuenta, en todo lo que haces. Siempre que hay un movimiento hay una emoción que lo motiva.

niños jugando al hula-hoop
Niños jugando al hula-hoop en el sur de Melburne (1957)

Pero lo que te quiero señalar son esas emociones que compartes, las emociones que sientes junto a otras personas y con otras personas. Emociones compartidas que te permiten sentirte parte de un grupo, te dan la sensación de pertenecer a algo mayor que tú o tu familia, son emociones que compartes con la sociedad.  Son tus emociones comunes.

Estas emociones comunes tiene por excelencia un contexto, los lugares públicos. La expresión de estas emociones se escenifica en manifestaciones, celebraciones, juegos o reuniones. Piensa en los acontecimientos del 25 M en la Puerta del Sol de Madrid o en la verbena de las fiestas patronales de tu pueblo o ciudad. En todos los casos el escenario es un lugar público y las emociones que allí se experimentan son emociones comunes a todo el grupo. La indignación por una situación política determinada, la rabia por un acontecimiento violento, la alegría de un baile en un concierto o la risa de unos niños jugando. Todas son emociones que compartimos y nos hacen pertenecer a un grupo social

Asamblea en un espacio público
Trabajadores del Metro de Madrid en asamblea durante la huelga de 1990.

Pero estos afectos comunes no solo se quedan en acontecimientos singulares o cotidianos compartidos. La imagen afectiva que creas de tu barrio, pueblo o ciudad es una imagen afectiva compartida. Todos los vecinos de tú barrio ven las mismas calles, plazas o parques. Han tenido, o tendrán, experiencias en ellas y por lo tanto el afecto que tengan por su barrio, pueblo o ciudad será similar al tuyo. Compartís emociones e imágenes afectivas. La conexión con esas personas, aunque no las conozcas, es especial. No te ha ocurrido alguna vez que hablando con un desconocido, ya sea por motivos profesionales o personales, en el trascurso de la conversación descubres que os habéis criado en el mismo barrio o ciudad. Inmediatamente la relación cambia, en ese instante se ha producido una conexión emocional.  El vinculo que tenéis gracias a las experiencias vividas en un mismo lugar os une de un modo afectivo, pertenecéis al mismo grupo.

Los lugares públicos son fuente de emociones comunes y nos unen como sociedad. Estos lugares más allá de los usos o significados son esenciales para la cohesión social y tú sentimiento de pertenencia, para tú identidad.

¿Cuál es tu lugar común?

Bibliografía:

_Cortazar, Julio, Rayuela. Cátedra de letras hispánicas, 2016.

_Norberg-Shulz, Christian, Existencia, Espacio y Arquitectura. Editorial Blume, 1975.

_Pardo, José Luís, Las Formas de la Exterioridad, Pre-Textos, 1992

_Psicología y Mente, https://psicologiaymente.com/social/identidad-grupalhttps://psicologiaymente.com/psicologia/sindrome-del-nido-vacio-soledad

_Blog Fundación Arquia, https://blogfundacion.arquia.es/2016/09/dimensiones-de-la-privatizacion-del-espacio-publico/

_ Blog Fundación Arquia, https://blogfundacion.arquia.es/2018/08/a-jugar-la-calle-a-sonar-la-calle/

¿Quieres un HOGAR que te llegue al ALMA?

Consigue el MANUAL con los “9 Factores que debes tener en cuenta para que tu hogar te llegue al ALMA”

HOGAR ALMA 3

Compártelo

Más Posts

Deja un comentario