Trabajos

Blog

Para tí

Estudio

Contacto

Las emociones diseñan tú casa

¿Es posible diseñar una casa con las emociones?

¿Te imaginas que tú futura casa este diseñada teniendo en cuenta tus emociones?. Un hogar, no solo diseñado a la medida de tus necesidades funcionales sino también de tus anhelos emocionales.

Gran parte de lo que hoy en día está a tu alcance se ha basado en las emociones para diseñarlo. El diseño afectivo hace más de dos décadas que se utiliza para diseñar objetos, productos y servicios. Basándose en los efectos emocionales y subconscientes que causan en las personas se determina la forma, color y tamaño, en definitiva, el diseño del objeto que utilizas.

Está demostrado que las cosas bonitas y atractivas funcionan mejor. Pero… ¿por qué? Si tenemos que elegir entre una serie de productos u objetos que cumplen la misma función escogemos el que más nos gusta, incluso siendo un poco más caro. Y no solo lo elegimos por que nos gusta, sino por cómo nos hace sentir. La estética es capaz de influir en nuestras emociones y estas en la decisión de compra, aunque no lo creas es un acto que tiene mucho más de emocional que de racional.

Pero…¿cómo las emociones diseñan tú casa?

Escritorio de un diseñador con un cuadro lleno de emoticonos
Nuestros diseños se basan en las emociones de los clientes

En primer lugar tenemos en cuenta los tres niveles cognitivos que explica el profesor Donald A. Norman en su libro “El Diseño Emocional”. Son, en resumen, tres niveles de funcionamiento del cerebro: nivel visceral, nivel conductual y nivel reflexivo.

  • El nivel visceral es la primera reacción que mostramos ante la apariencia de algo.
  • El nivel conductual se deriva de la experiencia del uso, si es placentera y eficiente.
  • El nivel reflexivo se deriva de la experiencia del uso, si es placentera y eficiente.

Cuando diseñamos y construimos un edificio, una casa o incluso un jardín tenemos en cuenta estos tres niveles, centrándonos en la importancia que tiene una experiencia placentera en cada uno de ellos.

Pero esto no es todo, también utilizamos la metodología de la Ingeniería Kansei. Desarrollada en los años 70 por el profesor Nitsuo Nagamachi estudia cómo aplicar las emociones de los usuarios en el desarrollo de un producto, objeto o servicio.

Poniendo un ejemplo rápido, si acudes a un arquitecto con el encargo de una vivienda lo primero que te pedirá es saber qué superficie necesitas, número de dormitorios, cuartos de baño, el lugar dónde se va a situar y otra seria de características que tienen que ver con los aspectos funcionales de la futura casa. Nosotros a esto le sumamos un análisis de tus deseos, anhelos y expectativas, es decir, un análisis emocional de tú futuro hogar.

Una vez definidos estos parámetros vamos presentándote modelos, dibujos y planos con los que iremos destilando y validando poco a poco esos valores funcionales y emocionales hasta conseguir tu diseño final.

De este modo creamos una casa memorable de la cual te sientas orgulloso e identificado, tú hogar. ¡Las emociones diseñan tu casa!

Compártelo

Más Posts

Deja un comentario