Trabajos

Blog

Para tí

Estudio

Contacto

¿Cómo afecta la luz del sol a tus emociones?

La luz afecta tus emociones de forma directa. La intensidad y color de la luz tienen una gran influencia en tú estado de ánimo.

Son numerosos los estudios científicos que vinculan la luz a las emociones. En concreto hay dos parámetros fundamentales intensidad y color. Los doctores Alison Jing Xu y Aparna Labroo de la Universidad de Toronto Scarborough comprobaron que cuanto mayor es la intensidad de la luz mayor es la intensidad de tus emociones. Esto no quiere decir que tengas más o menos emociones sino que las sentirás con mayor o menor intensidad.

En cuanto al color o temperatura de color existen dos polos las luces azules o frías y las luces cálidas.  Estudios realizados por la Universidad de Harvard demostraron que la luz fría inhibe las emociones mientras que temperaturas más cálidas las aumenta. Por eso es recomendable que tengas luces cálidas en tu vivienda para potenciar las emociones de bienestar y luces algo más frías en los lugares donde tomas decisiones racionales como la zona de estudio o en la oficina.

Tú día a día está envuelto y pautado por la luz solar, es la compañera silenciosa de todos los días. La luz solar pura es una luz fría pero hay que tener en cuenta que los rayos solares, hasta que nos llegan, atraviesan la atmósfera y esto produce cambios en su temperatura de color. La luz del amanecer y atardecer es una luz más cálida debido a que atraviesa mayor espesor de atmósfera. Pero la luz del amanecer es fría y la del atardecer caliente.  En cuanto a la intensidad de la luz solar es evidente decir que en verano es más intensa y en invierno menos por las diferentes distancias de la tierra al sol.

Por lo tanto, hay estaciones en la que tus emociones serán más intensas y momentos del día en los que sucederá lo mismo. Y ante esto un edificio debería ser sensible y estar diseñado de tal forma que potencie o inhiba estos efectos dependiendo lo que te convenga o interese como usuario en cada momento.

La luz natural es uno de los factores que los arquitectos tienen en cuenta a la ahora de realizar sus diseños pero pocos lo vinculan con las emociones. Un buen diseño tiene que buscar una estrategia para tratar la luz natural de tal modo que sirva para controlar los efectos emocionales que produzca. Distribuir y colocar las estancias pensando en la mejor ubicación para cada una de ellas en relación con la luz.

Seguro que has vivido una puesta de sol espectacular en la playa, en la montaña o en tu lugar favorito. Ese momento no lo olvidas porque es un recuerdo en el que las emociones eran muy intensas, potenciadas por la calidez de la luz del atardecer. Ahora imagina que desde tú casa puedes vivir ese momento cuando quieras, el diseño de esa vivienda tiene que ser sensible a esos acontecimientos y emociones.

 ¿Qué emociones vinculas a la luz?

Compártelo

Más Posts

Deja un comentario