Proceso creativo

La creatividad es propia del artista que todos llevamos dentro. Crear implica relacionar. La raíz de la palabra arte remite a la idea de ajustar, colocar, articular, y eso es lo que hacemos todos los días. No todos somos pintores, pero todos somos artistas. Cada vez que articulamos una cosa con otra estamos creando, ya sea haciendo una hogaza de pan, un hijo o un día. (Kent y Steward, 2018, p.17)

En este post te voy a dar unas pinceladas de cuáles es el proceso creativo que uso para crear los diseños que luego se transformarán en lugares emocionantes. Para este post he utilizado, o mejor dicho, este post surge de la lectura del libro “Observar, conectar, celebrar. Las enseñanzas sobre creatividad de Sister Corita”. Fue a partir de su lectura que se estructuró para mi conciencia el proceso creativo que llevaba años usando. Y serán unas pinceladas porque este tema de la creatividad es enorme y a mí, personalmente, me apasiona. Constantemente esto investigando sobre él. Van a ser 6 puntos los que estructuren este texto: observar, las fuentes o referencias, la estructura, conectar, trabajar y jugar

Observar

Quizás lo has oído unas cuantas veces, pero hay que observar las cosas desde otro punto de vista. Para crear lo primero es tener un archivo, es cargar la mente. Y para ello nada mejor que observar, pero los adultos, por la experiencia que ya tenemos, hemos perdido esta facultad. Búscate un niño, ya sea tuyo o prestado, y fíjate en como ve el mundo, lo ve todo por primera vez y esa es la manera de observar para cargarte. No es fácil volver a ver de este modo, pero no imposible y sí muy muy fructífero. Nosotros ante un nuevo proyecto, aparte de estar en constante alerta y observando todo lo que nos llama la atención, observamos todo lo que concierne a ese nuevo proyecto (cliente, lugar, cosas que nos pasan en ese momento, etc.)

Las fuentes

Aquí se trata de robar. Roba todo lo que puedas, nosotros lo hacemos, yo lo hago, soy un gran ladrón. Robar ideas o modos de hacer, al robar te apropias de lo robado, lo haces tuyo y lo utilizas. Al hacerlo tuyo y usarlo para, en fin que sea, ya lo estás transformando. Las fuentes o referencias son un punto de partida que rompe el bloqueo, te incitan a hacer, a empezar. Hacer sin descanso es lo principal para cualquier acto creativo. Cualquier cosa te puede servir como fuente o referencia, para el diseño de edificios se han empleado fuentes de todo tipo (la industria, la naturaleza, otros edificios). Yo uso mi archivo mental, veo y archivo todos los edificios que me emocionan, comenzar un nuevo proyecto. Pero no solo edificios, cualquier cosa me ha valido como fuente observándola desde otro punto de vista.

proceso creativo
Mural creativo concurso de ideas

Un ejercicio muy útil es la lluvia o tormenta de ideas o referencias. Normalmente, me doy un tiempo para esta parte, vital, del proyecto. Yo lo pongo todo en un mural para tener una visión general de todas las fuentes e ideas, después como por arte de magia se conectan, pero esto te lo explico más adelante.

La estructura

La estructura es inherente a todo edificio y lugar. Sin perder este significado, la estructura son las limitaciones. Los límites que cada proyecto pone y los que tú también te pones. No es malo ni mucho menos, la libertad absoluta puede abrumar hasta dejarte inactivo. Los límites son muy perpendiculares, ante un límite a menudo aparece la posición perpendicular frente a él. A mí me encantan los límites para poder sobrepasarlos, no siempre lo consigo. Pero estos límites siempre están ahí y hay que saber jugar con ellos. Estos límites que impone la estructura no tienen por qué ser limitantes, muy al contrario, son la excusa para explorar las soluciones y dar con nuevas respuestas creativas y novedosas.

En cada nuevo proyecto la estructura subyacente es nueva y requiere de una nueva exploración. Nunca habrá dos proyectos iguales si tú no quieres y aunque quieras siempre serán diferentes.

Conectar

Este es mi momento preferido por la magia que ocurre. Cuando después de observar, recopilar fuente y estructurar el proyecto, todo comienza a conectarse, a relacionarse como por arte de magia. Tiene gracia esta expresión “arte-de-magia”, todo es arte y magia, pero tiene que estar precedido de un trabajo, de un hacer. Aquí juega un papel fundamental la imaginación, esta palabra encierra en ella misma un gran desarrollo intelectual que abordaremos en algún otro artículo. Pero ahora lo importante es que establecemos conexiones a través de la imaginación y estos momentos son de gran emoción. Claro que este no es el final del proceso, ni el detonante creativo principal, es uno más entre todos los puntos que aquí te explico, pero es excepcional cuando conectas o relacionas ideas para dar a luz una nueva y emocionante solución.

Proceso creativo
Désordre de Philippe De Jonckheere

No nos vamos a engañar, este momento mágico está precedido de muchos oscuros. Ya nos lo dice Sister Corita en su libro “Los momentos difíciles también forman parte del proceso creativo; cuando no puedo dormir por la noche o cuando no le veo el sentido a todo lo que estoy haciendo” (Kent y Steward, 2018, p.106)Todo forma parte de la creatividad, para bien y para mal hay que saber asumirlo.

Trabajar y jugar

“Jugar es una manera de trabajar y trabajar es una manera de jugar.” (Kent y Steward, 2018, p.173). Con esta frase tomé conciencia de un modo de hacer que hasta ahora no consideraba importante. Tomarme demasiado en serio el trabajo fue un gran sufrimiento para mí en la carrera. No fue hasta que me encontré en el camino a Javier Seguí de la Riva (maestro y tutor de tesis) que todo cambió y fue con una simple frase “primero se hace y luego se piensa”, también podría ser “primero se juega y luego se reflexiona”. Estas frases son oro para los creativos, jugar, trabajar y no parar de hacer, al final todo llega. El ocio es imprescindible para que la creatividad surja, si estás bloqueado, y a mí me ha pasado, juega, dedica un tiempo al ocio. Ve a ver una película, lee u libro o cualquier otra cosa, verás como todo cambia.

niños jugando al hula-hoop

El juego me ha servido para perder el miedo a comenzar, en el juego no hay errores, se juega y punto. Una vez más los niños son expertos en esto y debemos reconectar con ellos para que nos ayuden.

Por último, CELEBRAR. Aquí me voy a alejar de las enseñanzas de Sister Corita, el capítulo del libro que lleva este nombre es muy estimulante y habla de como crear en grupo, imprescindible para nuestra práctica. Pero me quiero desligar para enfocarme en el pensamiento de la Grecia clásica, en el origen de la filosofía y la ciencia. Los griegos en aquella época, tremendamente creativa, trabajaban duro, muy duro y experimentaban, quizás jugando, para entender el cosmos. Abrieron muchas puertas y apuntaron lo que hoy somos, son la base de la cultura occidental, pero nunca se olvidaban de celebrar. Es imprescindible este acto, por mucho que trabajemos y creemos. Hay que celebrar cada pequeño logro, hay que disfrutar de él porque esto nos servirá para afrontar el siguiente proyecto con más actitud, ánimo y creatividad. Tenemos que celebrar todo lo que podamos.

¿Cuál ha sido tu última celebración?  

¿Quieres un HOGAR que te llegue al ALMA?

Consigue el MANUAL con los «9 Factores que debes tener en cuenta para que tu hogar te llegue al ALMA»

HOGAR ALMA 3

Compártelo

Más Posts

Deja una respuesta