Trabajos

Blog

Servicios

Para tí

Estudio

Contacto

La incertidumbre y la obra

“¡Hice una obra en mi casa y la experiencia fue horrible! El presupuesto se duplicó, el plazo se alargó y el resultado final fue lamentable. Y la incertidumbre en la obra fue un foco más de estrés en mi vida.

Si no te ha sucedido seguro que tienes un amigo, familiar o conocido que le ha ocurrido algo parecido.

Obra en el interior de una vivienda

El miedo a que esto suceda te ha quitado las ganas de hacer esa reforma que tanto te gustaría o embarcarte en un proyecto mucho más ambicioso, hacerte una casa.

Que te puedo decir yo de esto ¡CONTRATA A UN ARQUITECTO! Esto sería de esperar en un blog que escribe un arquitecto. Pero muchas veces contratar a un arquitecto es peor el remedio que la enfermedad. En algunas ocasiones no tienes más remedio, como es el caso de la obra nueva y en las reformas “para qué voy a gastar más.”

Y es que muchas veces los arquitectos nos cegamos con la belleza de nuestra obra y no pensamos en lo que de verdad quieres.

Algo parecido podríamos decir de las empresas constructoras o de reformas. Tienen un objetivo el beneficio y supeditan todo ante ese objetivo.

Con este cuadro que te acabo de pintar lo más fácil es olvidarte de todo lo que signifique obras. La incertidumbre esta por lo tanto muy justificada. Será mejor que cierres este post, el navegador, el ordenador y te vayas a dar un paseo o tomar unas cañas a ver si se te pasan las ganas de obras…

Pero claro, entonces no tendrás esa casa soñada o esa reforma tan necesaria para estar más confortable.

Muro de ladrillo con instalaciones y maquinaria

Ahora es cuando debería darte una solución fantástica a todos estos problemas, una receta que sirva para quitar todas estas incertidumbres, pero lamentablemente no hay formula mágica. Tanto en diseño como la construcción o reforma de un edificio depende de la relación entre personas, de la profesionalidad, experiencia y confianza que exista entre todos los agentes que intervienen en ella.

Sí puedo aconsejarte y asegurarte algo, cuanto más trabajes sobre el papel más controlada estará la obra. Y con esto me refiero a que es muy importante el trabajo de planificación. Tanto en planos, buscando una organización de los espacios, como en un presupuesto detallado y riguroso. El dinero y el tiempo invertido en estos puntos es muy rentable. Es el único modo de controlar la incertidumbre en la obra.

Por lo tanto, te aconsejo que dediques tiempo a buscar profesionales que te inspiren confianza, tengan experiencia y puedan demostrar su profesionalidad, aquí tienes una muestra 😉. Y una vez que encuentres a esas personas invierte tiempo y dinero en planificar bien toda la obra. De este modo podrás olvidarte de la incertidumbre en la obra y podrás disfrutar el proceso.

¿Estas pensando en hacer obras? ¿Cómo pensabas actuar?

Compártelo

Más Posts

Deja un comentario