Trabajos

Blog

Servicios

Para tí

Estudio

Contacto

El paisaje y la meditación

Invocación al paisaje

De los arbustos de la otra orilla surgieron vigorosamente cuatro hombres desnudos que llevaban sobre los hombros un palanquín de madera. En él iba con las piernas cruzadas un hombre extraordinariamente gordo. Aunque era conducido a través del matorral, no apartaba las ramas espinosas, sino que las desviaba tranquilamente con su cuerpo inmóvil. Sus masas de grasa estaban extendidas con tanto cuidado que, además de cubrir totalmente el palanquín, caían a los costados como los pliegues de un tapiz amarillento; pero no le molestaban. Su cráneo, desnudo, era pequeño, amarillo y brillante. Su cara tenia la cándida expresión de un hombre que reflexiona sin molestarse en ocultarlo. A veces cerraba los ojos; cuando volvía a abrirlos se la torcía la mandíbula.

El paisaje no me deja pensar– dijo en voz alta -Hace oscilar mis ideas como puentes colgantes sobre un torrente. Es bello y merece ser contemplado […]

El Gordo de Franz Kafka

Cuando piensas en el paisaje y la meditación ¿qué imagen aparece en tú mente? A mí la imagen de una persona sentada con las piernas cruzadas ante un sublime paisaje, algo como esto:

persona meditando frente a un paisaje de montaña

Pero… ¿Se puede meditar frente a un paisaje o nos pasaría como al Gordo de Kafka?. El concepto de paisaje es muy profundo no es simplemente un terreno natural, sino que para que un paisaje exista tiene que haber alguien que lo observe. En realidad, el paisaje es una construcción humana, es un modo de mirar.

En cuanto a la meditación, existen múltiples técnicas de meditación, según he investigado, voy a intentar simplificar reuniéndolas en tres categorías:

  • Concentración, son las técnicas que se centran en enfocar la atención hacia un objeto de meditación (la respiración, una emoción, una idea o una imagen).
  • Contemplación, son las que se centran en contemplar o prestar atención a algo (pueden ser experiencia, objetos, a uno mismo)
  • Trascendencia, son técnicas que requieren que la conciencia entre en un estado de libertad. Dejando fluir los pensamientos y las emociones sin ningún control mental simplemente observándolos.

Al practicar cualquiera de estas técnicas de meditación lo que los expertos aconsejan, en cuanto al lugar donde practicarlas, es que sea tranquilo y silencioso. Un paisaje, ya sea urbano o natural, no es ni tranquilo y mucho menos silencioso.

La meditación es un ejercicio de introspección. Se trata de mirar hacia nuestro interior para alcanzar el equilibrio.

La imagen idealizada de la meditación en el paisaje se puede entender como una metáfora. El paisaje lejos de ser exterior a nosotros es nuestro interior, es decir, con la meditación tienes que mirar a tu interior como si fuera un paisaje. Puede parecer complejo y caótico, pero si lo observas atentamente poco a poco se volverá equilibrado y hermoso.

persona meditando de espaldas frente a un lago

¿Habías pensado en el paisaje de este modo?

¿Quieres un HOGAR que te llegue al ALMA?

Consigue el MANUAL con los “9 Factores que debes tener en cuenta para que tu hogar te llegue al ALMA”

HOGAR ALMA 3

Compártelo

Más Posts

1 Comentario

  • Name
    13/01/2020 at 22:42 http://a%20rel='nofollow'%20class='comment-reply-link'%20href='#comment-10'%20data-commentid=10%20data-postid=1564%20data-belowelement=comment-10%20data-respondelement=respond%20aria-label='Responder%20a%20Name'%20-%20Reply/a

    Es una buena sugerencia la forma de estar en equilibrio con nuestro onterior.

Deja un comentario